Miradas migradas

GEMMA GARRIDO.- En enero de 2014, El País inauguró un proyecto para reforzar la cobertura informativa que se dedica al desarrollo global sostenible. Planeta Futuro es el nombre con el que se da cobijo a 13 blogs de diferente temática, pero con un eje común: los derechos humanos.

12.png

El blog Migrados forma parte de este elenco de “diarios personales”. Lola Hierro está al mando. El objetivo es mostrar España desde la mirada de quienes nacieron en otros países, tal y como esta sección define. La European Web Site On Integrations reconoce a Migrados como un ejemplo de información sobre la integración del migranteAhora bien, no hace falta ser extranjero para colaborar o que las aportaciones versen sobre el estado español. Lola me explica que Migrados está abierto a todo aquel que quiera escribir algo relacionado con las migraciones. «A veces son extranjeros con historias propias o reflexiones, como el cubano Ernesto G. Machín o el sirio Shivan Khalil. Otros son españoles, como Sara López, una andaluza que se ha convertido al islam». 

Pero Lola no solo es coordinadora de este blog, sino que viaja mucho, sobretodo a África y Asia. Escribe sobre todo lo que vive allí. Recomponer las mentes rotas por Boko Haram cuenta su viaje a Diffa, una región paupérrima de Níger que sirve de refugio para los que huyen del terrorismo de Boko Haram.

4

Lola me cuenta que no había estado nunca antes en Diffa, pero que trabajó las fuentes desde Madrid, para que al llegar ya pudiera llevar a cabo un plan de trabajo. «En este caso mis interlocutores fueron Unicef y el Programa Mundial de Alimentos; ellos me facilitaron el acceso a líderes comunitarios, ong locales, población civil, personal sanitario y miembros del Gobierno local entre otros»,  me comenta.

Este artículo tiene un planteamiento diferente: el de una narrativa de no ficción. Parafraseando a Ramón Tijeras, de la Universidad Complutense de Madrid, este reportaje forma parte de ese periodismo que se vale de las armas de la literatura para contar la realidad. No solo cuenta una vivencia con sensibilidad y cuidado, es un trabajo de campo. «No fui a la aventura, no puedes llegar con las manos vacías al destino. Tienes que dejar hecho en casa todo lo que puedas para que cuando estés en terreno te puedas concentrar en hacer todo lo que solamente puedes hacer allí», añade. De esta forma, ella narra la historia de Mallam, de Abdelkader y de Kussu para que conocerla nos ayude a formarnos críticamente como personas de un mismo mundo.

El periódico global

El País es el diario español con mayor vocación internacional. Solo hace falta pasearse por su página web para ver que todo aquello que tiene eco mundial ocupa el espacio predominante. Quizás por este motivo se atreve a dedicar un trocito de su dominio a contar vidas. Vidas que, a pesar de lo personal de los relatos, tienen una clara vocación periodística.

Estos son el tipo de información a la que ningún medio da prioridad respecto a los dites y diretes políticos. Sin embargo, muestra una realidad humana más allá de la noticiabilidad y de los criterios marcados por la impaciente inmediatez. Es un ejemplo de producto periodístico al servicio de la sociedad que te obliga a reflexionar; algo a lo que, lamentablemente, no nos tienen acostumbrados.

1479985180_059966_1479985962_album_normal
Fotografía de Lola Hierro. Una niña vende galletas en el campo de refugiados de Sayam Forage, en Diffa (Níger), octubre de 2016. 

 

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s