La exnovia de Urdangarín o cómo vulnerar el derecho a la intimidad

LIDIA ALFONSO. El derecho a la intimidad, recogido en el artículo 18 de la Constitución Española, colisiona muchas veces con la libertad de información de un periodista (artículo 20 del mismo texto legal). En ocasiones es difícil ponderar qué derecho prima más, es decir, qué garantía es más importante y debe protegerse en un caso concreto.

En otras ocasiones, sin embargo, está claro. Es el caso de un artículo publicado en el diario El Mundo el pasado 25 de febrero a raíz de las últimas informaciones del Caso Nóos.

carmen-cami
Titular del artículo de El Mundo (25/02/17)

El antetítulo curiosamente etiqueta a la exnovia de Urdangarín como “víctima colateral” del Caso Nóos. De hecho, esta etiqueta es una excusa para sacar a Carmen Camí a la vida pública 20 años después de haberse acabado la relación. En ningún momento del artículo se vuelve a mencionar el caso judicial: sí se habla, en cambio, de cómo fue infiel el exjugador de balonmano a Camí con la hermana del Rey, y del dolor de la mujer al romper con él.

El único elemento de actualidad sobre Carmen Camí es que está casada con Javier Pellón. El diario El Mundo considera que esto es una suerte, a juzgar por la situación económica de éste (ver fotografía inferior).

javier-pellon
Fragmento de la noticia de El Mundo. Se dice que Javier Pellón es un “partidazo” por su situación económica.

Carmen Camí era una persona con notoriedad pública a principios de los años 90. Por lo tanto, en su momento se podían publicar ciertas informaciones (veraces y de interés público) sobre ella. No obstante, desde 1996 Camí abandonó la esfera pública y nunca quiso volver a ella. Por lo tanto, ni ella ni su marido son susceptibles de provocar un interés público. El Mundo no debería haber publicado esa información que, además de vulnerar el derecho a la intimidad de la pareja, no aporta absolutamente nada al lector. En el enlace de la noticia a través de la página del diario en Facebook se puede ver que la información no interesa a la mayoría de consumidores de El Mundo.

comentarios
Reacciones de la noticia en Facebook. Captura de pantalla propia.

No es la primera vez en los últimos años que este diario en su plataforma digital saca a relucir el pasado de Camí. Tanto en columnas de opinión como en “noticias“, la exnovia de Iñaki Urdangarín se ha convertido en una constante de El Mundo.

Estas piezas vulneran numerosos códigos deontológicos de periodismo. Por hablar de uno de alcance global, se me ocurre el de la UNESCO. En su artículo 6 proclama el “respeto del derecho de las personas a la vida privada y a la dignidad humana“. como parte integrante de las normas profesionales de un periodista. Quizás algunos redactores de El Mundo (y de cualquier otro medio) deberían echarle un vistazo a este código de conducta antes de empezar a escribir.

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s